En el primer trimestre del año, la ARCH supervisó la chatarrización de 13.461 cilindros para GLP

chatarrización

La Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero – ARCH realiza un control integral en todo el proceso que deben cumplir los cilindros con GLP, para llegar a cada hogar ecuatoriano. El proceso empieza en la planta de envasado, en el que nuestro personal técnico inspecciona los cilindros y los califica de dos maneras: cilindros para circulación (envasado) y cilindros para inspección total.

El cilindro para circulación debe cumplir con los parámetros de cuerpo, portaválvula, asa, base, tratamiento térmico y ensayos de fabricación que establece la norma NTE INEN 111, además, no debe tener golpes cortantes, abolladuras, grietas visibles, cordones o puntos de soldadura en lugares diferentes a los especificados.

Aquellos cilindros calificados para inspección total, son aquellos que no cumplen con algún requisito de los mencionados en el párrafo anterior, estos son separados para efectuar una inspección que permita determinar cuáles irán a reparación o chatarrización.

Entre los criterios establecidos para la chatarrización o eliminación de un cilindro son los siguientes:

1) Cuando no existe la identificación completa según NTE INEN 111.

2) Cuando el asa y/o base ha desaparecido, produciendo arranque de material del casquete.

3) Cuando el cilindro presenta oxidación (corrosión) que disminuya el espesor de la pared del cilindro.

4) Cuando los cilindros presentan golpes cortantes, que disminuyen el espesor de pared del cilindro.

5) Cuando el cilindro presenta abolladuras que reduzcan su capacidad.

6) Cuando el material base del cilindro, ha sido afectado por exposición al fuego directo.

7) Cuando el cilindro se encuentra deformado y su perímetro ha aumentado.

8) Cuando el cilindro presenta grietas visibles a simple vista.

9) Cuando el cilindro tenga cordones o puntos de soldadura en lugares diferentes a los especificados.

10) Cuando se presentan fugas de gas en cualquier parte del cilindro, excepto, en cordones principales de soldadura que son susceptibles de reparación.

11) Cuando la válvula del cilindro se deforme.

Todos estos criterios son supervisados por la Agencia, para que aquellos cilindros que llegan al proceso de comercialización al usuario final, estén en óptimo estado para el uso de la ciudadanía.

En el primer trimestre del año, la ARCH verificó la chatarrización de 13.461 cilindros de acero a nivel nacional, los cuales al no cumplir con los parámetros técnicos, fueron chatarrizados mediante el aplastamiento total bajo prensa, como establece el procedimiento según la normativa vigente.